Karriere_Career

¿Quiénes somos al emplazamiento de Indonesia?

En el año 1995 la casa Klöcker fundó otro lugar de producción en Bandung, Java, Indonesia que desde entonces signa como PT. SKD Industrial Parts, un nombre que entretanto representa una marca por productos de alta calidad internacionalmente apreciados por clientes industriales y consumidores finales.

Con la aplicación de métodos de producción y de trabajo más modernas, la empresa SKD se desarrolló a una potente empresa de producción en el curso del tiempo. Los recursos comunes al sitio en Bandung BizPark hoy crecientemente enfocan la producción de herramientas así como la tecnología de moldear plástico por inyección y por lo tanto piezas industriales para los sectores de la automoción y de la técnica de aire acondicionado, pero también componentes seleccionados para la industría textil continuarán siendo parte de la extensa oferta de servicios.

La empresa SKD sin excepción emplea especialistas muy bien formados los cuales además se capacitaron en la casa Klöcker conforme con las criterias relevantes de producción y administración. Aparte de las lenguas inglés e indonesio sobretodo hablamos idiomas asiáticos como mandarín y japonés en el emplazamiento de Bandung.

Por supuesto, también en el sitio de Bandung trabajamos únicamente según las criterias relevantes de sistemas certificados de management de calidad y management de medio ambiente conforme con DIN EN ISO 9001 : 2008 así como DIN EN ISO 14001 : 2009.

Perfil de la casa SKD

A la ocasión de la feria de máquinas de tejer en Jakarta a principios de 1994, las empresas PT. Agansa Primatama de Indonesia, Dihshiang de Taiwan y Gebr. Klöcker GmbH de Alemania tomaron la decisión de fundar, en el marco de una joint venture, una planta de producción para accesorios de máquinas de tejer en Bandung, Java, Indonesia, dicha planta fue fundada según la ley indonesa en cuanto a inversiones en el exterior la cual fue vigente en aquel tiempo.

Después de haber tramitado todas formalidades en 1995, se empezó realizar la construcción en primer lugar con la adquisición de un terreno correspondiente y consecuentemente con la planificación y ejecución de la obra la cual se realizó en Bandung. Simultáneamente, en la planta de Klöcker en Alemania se formaron de modo intensivo a siete empleados de Indonesia en cuanto a sus tareas futuras durante un período de seis meses. Otros tres empleados se prepararon conformemente en la casa Dihshiang en Taiwan.

En el otoño de 1995, se terminó la primera nave de producción y finalmente se pudo empezar con la fabricación de lanzaderas en Indonesia durante el invierno de 1995, después del regreso de los primeros empleados SKD. Desde principios de 1996 hasta finales de 1998, dos especialistas de la casa Klöcker finalizaron la formación técnico-commercial de los empleados de producción y administración.

Por último, SKD ha producido en dos edificios propios principales así como en dos anexos, en un terreno total de aproximadamente 5,000 m².

En el curso de los planes de diversificación observados consecuentemente durante muchos años, SKD emprendió otro paso estratégicamente significativo y cerró con el comienzo del año 2012 la producción de lanzaderas.

Simultáneamente, SKD fue formado correspondiente a la reorientación. Así, los locales existentes fueron vendidos en setiembre de 2012 y el parque de máquinas que fue adaptado individualmente a la producción de lanzaderas fue eliminado. Al mismo tiempo, la dislocación en nuevos locales al BizParque Bandung para la inclusión del programa de productos extendido fue terminada hasta esta fecha. Exclusivamente empleados indonesios, con formación binaria en Europa y Asia, llevan el negocio operativo.

Considerando las tendencias en vista de los desarrollos estructurales en los mercados textiles, los recursos comunes crecientemente enfocarán en la producción de herramientas así como la tecnología de moldear plástico por inyección y por lo tanto piezas industriales para los sectores de la automoción y de la técnica de aire acondicionado en el futuro, mientras componentes seleccionados para la industría textil continuarán siendo parte de la oferta de servicios.